Nuevo brote de intolerancia religiosa en la Huasteca

Intolerancia religiosa en la Huasteca de Hidalgo

Foto: Diario de las Huastecas

Hidalgo, 7 de julio 2015. Un grupo de evangélicos de la comunidad San Pedro, en Huazalingo, iniciaron una queja en la Visitaduría Regional en Huejutla de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH), debido a que son forzados a cooperar con festividades de la iglesia católica.

El titular de la visitaduría, Vladimir Andrade Soto, señaló que esta queja quedó asentada con el número CDHEH/H269/15 contra el director de asuntos religiosos de la Subsecretaría de Gobierno en la Huasteca, José Antonio Vital Pérez, ya que los evangélicos argumentan que han encontrado omisiones a este asunto por parte de este funcionario.

Andrade Soto explicó que, de acuerdo con lo expuesto por los evangélicos de San Pedro, esta religión la profesan desde hace 30 años; sin embargo, hace tres años que los católicos exigen una cooperación para sus actividades, la cual se han negado a entregar.

“Actualmente, Vital Pérez es el encargado de un área en la cual se supone que debería de mediar y conciliar los asuntos de índole religioso en esta parte de la Sierra Alta, pero a la fecha no ha hecho nada para darle alguna solución inmediata”, dijeron los evangélicos en su declaración ante esta visitaduría.

No obstante, Andrade aclaró que se abrirá una investigación de la acusación de los evangélicos de que son violentados sus derechos humanos.

Además, exigen una mesa de diálogo con la subsecretaría de Gobierno en la Huasteca, debido a que así se evitaría un posible conflicto social. Son poco más de 80 personas que profesan la religión evangélica las que habitan en la comunidad, quienes solicitaron la intervención del subsecretario de Desarrollo Político y Asuntos Religiosos del estado, Jesús Ricardo Amador Zamudio, para que definitivamente se solucione este problema entre dos grupos.

Fuente: Periódico Criterio

Cinco razones sobre la importancia del Antiguo Testamento

Presencia de Dios Cuando Pablo escribió a Timoteo, se refirió al Antiguo Testamento como «Escritura inspirada por Dios…»  Aquí le damos cinco buenas razones para animarnos a un estudio serio del Antiguo Testamento a fin de beneficiarnos espiritualmente con sus enseñanzas:

1. El AT describe el paraíso perdido, el NT describe el paraíso recuperado. Apocalipsis 22:2,14  Los libros de la Biblia mantienen una revelación unidad. Ningún libro se puede interpretar aisladamente.

2. El AT es el inicio de la revelación de Dios que después continúa en el NT con Jesucristo. Hebreos 1:1-2 La revelación de Dios al ser humano ha sido progresiva y de la misma manera, su obra en nosotros es contínua y progresiva.

3. El AT registra ceremonias y eventos que fueron sombra de Cristo. Nos enseña que la Ley que fue el ayo para llevarnos a Cristo. Colosenses 2:16-17;  Gálatas 3:23-29  Nos previene de judaizar al comprender la finalidad de la Ley.

4. El AT contiene las profecías que fueron cumplidas por Cristo. Mateo 1:22, 4:14, 8:17,12:17; 1 Corintios 15:3,4   Nos ayuda a identificar al verdadero Mesías y Salvador de la humanidad.

5. El AT narra sucesos y eventos que nos sirven de ejemplo a los creyentes.  1 Corintios 10:1-12.   Las flaquezas del ser humano son los mismos a través de la historia y los principios que recibió Israel siguen siendo útiles al creyente para evitar los errores que ellos cometieron.

© Sixto Vicente | 21 de mayo 2015. Si desea realizar estudios formales de la Biblia, diríjase a Instituto Peniel.

¿Justicia divina sobre los terroristas de Isis?

Mortal enfermedad se propaga en miles de terroristas del llamado Estado Islámico. FOTO © The Daily Mirror

Mortal enfermedad se propaga en miles de terroristas del llamado Estado Islámico. FOTO © The Daily Mirror

27 abril 2015. © SIVISA  En medio del estruendoso silencio que los países de occidente han mantenido ante la ejecución de cristianos a manos del llamado Estado Islámico, Daesh o Isis; la justicia parece llegar de una manera inesperada. Este grupo terrorista ha sido responsable de la ejecución de 21 cristianos coptos egipcios, del periodista cristiano japonés Kenji Goto, de 28 cristianos etíopes capturados en Libia y muchos otros cristianos más. Incluso estas fechorías han sido grabadas en video y circulan libremente por internet. Sin embargo, los gobiernos del mundo permanecen mudos y casi nada se ha hecho para detener o al menos condenar públicamente esta masacre.

Pero la Biblia asegura que nada queda impune y que a su tiempo el Creador ejecuta su justo juicio. Y eso parece estar ocurriendo ya que en los últimos días varias agencias de noticias han informado que los insurgentes del Estado Islámico están sucumbiendo ante una enfermedad que consume la carne del cuerpo y que puede llegar a ser mortal si no se trata a tiempo.

Esta enfermedad se llama leishmaniasis y provoca la aparición de úlceras dolorosas, fiebre y pérdida de peso, destruye el bazo y el hígado de quien la padece. La leishmaniasis es ocasionada por parásitos y propagada por ciertos tipos de insectos como las moscas en condiciones poco higiénicas como los escombros y la basura de la guerra. Según el periódico británico The Daily Mirror ya han sido registrados cerca de 100.000 casos de esta enfermedad.

Las mayores tasas de contagio han sido registradas en Raqqa, la autodenominada capital del Estado Islámico en Siria. Esta epidemia se está agravando por la negativa a buscar asistencia médica por parte de algunos terroristas y la huida del personal médico calificado de las ciudades ocupadas por el movimiento yihadista.

Cristianos coptos egipcios ejecutados por Isis (Daesh o Estado Islámico). Foto: ABC

Cristianos coptos egipcios ejecutados por Isis (Daesh o Estado Islámico).
Foto: ABC

En medio de la indiferencia del mundo, esta información nos recuerda la voz de Dios a Faraón justo antes del éxodo que le advierte en el capítulo 9: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. Porque yo enviaré esta vez todas mis plagas a tu corazón, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra. Porque ahora yo extenderé mi mano para herirte a ti y a tu pueblo de plaga, y serás quitado de la tierra.” Éxodo 9:13-15

Fuentes:
The Daily Mirror
Periódico La 
Jornada, México